Cómo hacer jabón de tres arcillas

Publicado el : 01/09/2017 13:28:40
Categorías : Jabones artesanos Rss feed

Los diferentes tipos de arcillas se vienen utilizando desde la antigüedad tanto para fines cosméticos como medicinales. En general las arcillas ayudan a eliminar las toxinas que tenemos en la piel dejándola limpia y saludable. Son muy eficaces en la destrucción de las bacterias teniendo propiedades antisépticas, antibióticas y purificantes. 

La arcilla blanca caolín tiene entre sus componentes el aluminio y el silicio, y posee un alto poder desintoxicante, cicatrizante y antibacteriano. Elimina las impurezas de la piel contribuyendo a su regeneración celular. Ayuda a aclarar las manchas. Está especialmente recomendada para las pieles secas. 

La arcilla roja debe su color a su contenido en hidróxido de hierro. Tiene propiedades astringentes, antiinflamatorias y descongestivas. Está recomendada para pieles sensibles y delicadas con problemas de dermatitis.

La arcilla verde debe su color a su contenido en óxidos de hierro y magnesio y es muy rica en oligoelementos. Tiene un gran poder antibacteriano y acción purificante. Regula el exceso de grasa en la piel por lo que está muy recomendada para las pieles grasas y mixtas así como para el acné y los puntos negros.

 

Cómo hacer jabón de tres arcillas

 

 

FÓRMULA PARA 1000 GRS DE JABÓN

Este jabón está realizado con un 8% de sobreengrasado y un 30% de concentración.  La cantidad de arcilla utilizada es un 4% del peso de los aceites que como son 683 gr resultan 27 gr, que dividimos entre las tres arcillas.

 

- Aceite de oliva virgen  273 gr

- Aceite de coco 171 gr

- Manteca de karité 103 gr

- Aceite de Jojoba 68 gr

- Manteca de cacao 34 gr

- Aceite de ricino 34 gr

- Arcilla blanca 9 gr

- Arcilla verde  9 gr

- Arcilla roja 9 gr

- Hidróxido de sodio (sosa) 91 gr

- Agua de mineralización débil o agua destilada 212 gr

- Aceites esenciales de lavanda 20 gr (50%), árbol del té 12 gr (30%) y cedro 8 gr (20%)

 

PREPARACIÓN:

  1. Para empezar a elaborar el jabón tendremos en cuenta como siempre todas las medidas de higiene y seguridad. Imprescindibles los guantes en todo el proceso y la mascarilla al mezclar la sosa, haciéndolo en un lugar bien ventilado.

  2. Pesamos la sosa y la mezclamos con el agua. Dejamos que se enfríe hasta los 40°C.

  3. Pesamos los aceites duros (coco, manteca de karité, manteca de cacao) y los ponemos a derretir directamente al fuego o en el microondas.

  4. Pesamos el resto de los aceites (oliva, jojoba y ricino) y los mezclamos junto con los aceites duros.

  5. Echamos la mezcla de sosa y agua sobre los aceites y mezclamos muy bien (sin batidora) hasta comprobar que la mezcla está perfectamente homogénea y la dividimos en tres jarras.

  6. Ahora echamos en cada jarra un tipo de arcilla y batimos hasta alcanzar el punto de traza, no es necesario que quede muy espeso. Y le ponemos los aceites esenciales. Echamos en el molde por capas.

  7. Abrigamos el jabón y lo dejamos reposar durante 24 horas. Pasado ese tiempo, ya lo podemos desmoldar y cortar.

  8. Le damos una curación de cuatro semanas antes de usarlo.

¡Espero que os guste y no dejéis de probarlo!

Share

Añadir un comentario

 (con http://)