Aceite esencial de Eucaliptus

No hay valoraciones para este producto

INCI: Eucalyptus globulus

El nombre deriva del griego eu que significa "bueno" o "bonito" y kaliptos que quiere decir "escondido". Y el adjetivo latín glóbulos significa "pequeñas bolitas". Los aborígenes australianos fueron los primeros en emplear medicinalmente su aceite esencial, al que llamaban “kino”, envolviendo con sus hojas las heridas.

Más detalles

Al comprar este producto puede obtener hasta 5 Puntos . Su carro de compras totalizará 5 puntos que se puede convertir en un cupóne de descuento de 0,10 € .


5,40 € IVA incl.

  • 60 ml
  • 125 ml
  • 250 ml
  • 500 ml

Más

Origen: este árbol es originario de Australia y Tasmania, aunque hoy se encuentra en todos los lugares del mundo. Posee un olor muy refrescante y característico que abre los pulmones, despeja la nariz y purifica en ambiente, pero además posee otras muchas propiedades.

Propiedades: es antiespasmódico, bactericida, cicatrizante, desodorizante, expectorante, antiséptico… Por lo tanto, tiene muchas aplicaciones médicas: catarros y problemas respiratorios, mala circulación, dolores artríticos, curación de heridas, quemaduras y alteraciones de la piel. Y por supuesto, cosméticas: ideal para combatir el acné en la piel grasa, como estimulante del cuero cabelludo y para uñas y cutículas.

Combina con: lavanda, albahaca, cedro de Himalaya, limón, geranio, pino, petitgrain, menta, mejorana, benjuí, árbol del té, romero y enebro.

Cantidad recomendada: de 0,5 a 1% para cremas y lociones; 4% para jabones de proceso en frío y de 2 a 3% en jabones de glicerina.

Precauciones: utilizar siempre diluido y solo externamente. No se debe usar en niños pequeños ni durante el embarazo. Almacenar en envases oscuros y en un lugar seco, fresco y protegido de la luz.

Comentarios

No hay comentarios por el momento.

Escribe un comentario

Aceite esencial de Eucaliptus

Aceite esencial de Eucaliptus

INCI: Eucalyptus globulus

El nombre deriva del griego eu que significa "bueno" o "bonito" y kaliptos que quiere decir "escondido". Y el adjetivo latín glóbulos significa "pequeñas bolitas". Los aborígenes australianos fueron los primeros en emplear medicinalmente su aceite esencial, al que llamaban “kino”, envolviendo con sus hojas las heridas.